TARTA DE LIMÓN

Espero que os animéis a hacer esta tarta de limón. La hice por primera vez como postre de la cena de Nochebuena, gustó tanto que la repetí en Nochevieja a otros invitados y de nuevo fue un éxito. Es muy refrescante porque se hace con zumo de limón y no resulta nada pesada, la prueba es que fue el postre de dos copiosas cenas navideñas y todos rebañaron el plato de tarta. Si no vas a la cabalgata de reyes…¡a cocinar!

 

INGREDIENTES  (10/12 PORCIONES):

La base:

  • 175 gr harina
  • 85 gr mantequilla fría
  • 45 gr azúcar blanco
  • 1 huevo
  • molde redondo de unos 24/28 cm de diámetro

El relleno:

  • 5 huevos
  • 200 gr azúcar blanco
  • zumo de 4 limones y su ralladura
  • 250 ml nata para montar

PREPARACIÓN:

1. Para el relleno: Batir los huevos en un bol con el azúcar. Una vez mezclado añadir el zumo de limón y la ralladura, batir un par de minutos. Añadir la nata y batir otros dos minutos. Refrigerar 1 hora.

2. Para la base: en un procesador poner la harina, la mantequilla fría cortada a dados y el azúcar y triturar hasta que quede como miguitas de pan. Si no tienes procesador lo puedes hacer a mano poniendo todos los ingredientes en un bol, queda igual de bien, puedes ver ese paso en mi receta pastas de mantequilla (paso 3).

3. Añadir al bol el huevo y mezclar bien creando una bola que deberá pesar unos 360 gr +/-.

4. Sobre una superficie enharinada extenderla con un rodillo formando un círculo un poco más grande del diámetro del molde. Forrar el molde con cuidado de no estirar demasiado la masa para que no quede transparente. Refrigerar 30 minutos.

5.  Precalentar el horno a 190 ºC, poner encima de la base de tarta un papel de hornear y colocar los típicos garbanzos que se tienen para hornear (si no los tienes…compra un paquete y tenlos para estas cosas, es muy útil). Hornear unos 15 minutos o hasta que los bordes estén doraditos. A continuación sacarla para incorporarle el relleno refrigerado.

6. Hornear la tarta a 150 ºC en un nivel alto del horno para tenga el calor más directo. Hornear aproximadamente 1 hora o hasta que el relleno esté firme y no manche mucho si lo pinchas. Si los bordes de la tarta se oscurecen mucho puedes taparla con un papel de hornear que no toque la resistencia del horno. También puedes cortar los bordes cuando la tarda esté hecha. Dejar enfriar la tarta antes de refrigerarla. Para servirla fresquita es suficiente con 1 hora y media en la nevera

Idea: decorar con azúcar glas espolvoreado. Se puede servir con nata montada o con una pincelada de mermelada de frambuesa, con unas frambuesas sobre la tarta o lo que más te apetezca. La tarta se conserva perfecta en la nevera durante 2 o 3 días.

IMG_2996

IMG_3008

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s